50 ecologistas responden a la convocatoria de WWF/Adena y se bañan en el Segura.

Accesible