Diez municipios de la Región han perdido habitantes en los últimos 50 años. Abanilla, Albudeite, Calasparra, Campos del Río, Cehegín, Moratalla, Ulea, Ricote, Ojós y Aledo tienen menos vecinos, mientras que otras localidades incluso duplican sus censos.

Accesible